Si estás embarazada o amamantando y tienes preguntas sobre el COVID-19, visita el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para obtener la información más actualizada.

Cerrar

Breastmilk. Every Ounce Counts.

Menu Search
Content begins here

Las primeras tomas

Tu recién nacido está creciendo muy rápido y eso significa que necesita comer con mayor frecuencia. Observa las señales que te da tu bebé. Es normal y saludable que tu bebé coma de 8 a 12 veces en un periodo de 24 horas. ¡Esto es aproximadamente una vez cada 2 o 3 horas!

En estos primeros días, cada sesión de lactancia puede durar entre 25 y 40 minutos, pero esto puede variar según el sueño y el hambre que tenga tu bebé. Es importante recordar que, además de alimentarse, mientras están en el pecho los bebés se acurrucan, sienten consuelo y obtienen su hidratación.

Ofrécele los dos senos

Alimenta a tu bebé empezando con el seno que esté más lleno hasta que de forma natural suelte el pezón o se quede dormido, después haz que eructe y ofrécele el otro seno. Los bebés que son amamantados no suelen eructar, pero nunca está de más intentarlo. Sentar a tu bebé para que eructe también puede ayudarlo a despertarse, lo que podría motivarlo a alimentarse más activamente en el segundo seno.

Dolores abdominales durante la lactancia

En los días después del parto, es posible que tengas calambres uterinos mientras estés amamantando. Esto es completamente normal y puede durar varios días o semanas. Estos calambres son una señal de que el útero se está contrayendo y está volviendo al tamaño que tenía antes del embarazo. Si algo te preocupa, ponte en contacto con tu proveedor de atención médica.

Tomas agrupadas

Es posible que tu bebé tenga un periodo durante el día en el que quiera amamantarse más seguido, a veces incluso cada hora. Estas "tomas agrupadas" tienden a ocurrir por las noches durante las primeras cuatro a seis semanas de vida de un bebé. Mientras que tu bebé esté teniendo tomas agrupadas durante una parte del día, puedes estar segura de que todo está bien y que tu bebé está sano.

Observa las señales que te da tu bebé y procura darle pecho siempre que muestre señales de que tiene hambre. Las tomas agrupadas ayudan a tu bebé a obtener el alimento que necesita y además aumenta tu suministro de leche. Habla con una consejera de lactancia o con tu pediatra sobre si tu bebé está teniendo tomas agrupadas más de una vez durante el día o si algo te preocupa sobre su patrón de alimentación.

Periodo de crecimiento repentino

A medida que tu bebé crece y su cuerpo cambia, es posible que sus patrones de alimentación también cambien. Quizás escuches hablar de estos periodos llamados "estirones de crecimiento". Son una parte normal del desarrollo de tu bebé. Durante estos periodos, tu bebé podría pasar de 1 a 2 días alimentándose más frecuentemente y por sesiones más prolongadas. Es posible que algunos bebés también estén más inquietos durante este tiempo. Puedes aprender sobre cómo tranquilizar a tu bebé cuando llore aquí.

Los estirones de crecimiento no siempre se pueden predecir, pero suelen ocurrir alrededor de 1 a 3 semanas, alrededor de 4 a 6 semanas, a los 3 meses, y otra vez a los 6 meses. A medida que tu bebé crece, necesitará comer más y este aumento en las tomas te ayudará a aumentar tu suministro de leche. Si sientes que tu bebé no está comiendo lo suficiente, habla con tu pediatra y con una consejera de lactancia.

Cómo empezar a usar el biberón

La mayoría de las consejeras de lactancia recomiendan que esperes para ofrecerle el biberón hasta que tu bebé tenga alrededor de 4 semanas y la lactancia esté bien establecida. A muchas familias les resulta útil que alguien que no sea la mamá, como el papá, la abuela u otro cuidador sea quien le ofrezca el primer biberón. Aprende cómo ayudar a tu bebé a alternarse entre el pecho y el biberón, descargando Cómo alimentar con biberón al bebé amamantado: Guía para el éxito.

Alimentos sólidos

La leche materna proporciona una alimentación completa durante los primeros 6 meses. Una vez que tu bebé pueda sentarse sin ayuda, tenga buen control de su cabeza y cuello y empiece a mostrar interés en la comida, puedes empezar a ofrecerle alimentos sólidos.

Las carnes, frutas y verduras en puré o blandas son excelentes opciones como primeras comidas. La leche materna y la fórmula seguirán proporcionando la mayor parte de la nutrición durante el primer año de vida de tu bebé. Visita el sitio web alimentos sólidos para obtener más información sobre la introducción de alimentos sólidos.

Dejar de amamantar

La lactancia materna se recomienda durante el primer año de vida de tu bebé y puede continuar durante el tiempo que ambos lo deseen. Cuando estés lista para dejar de amamantar, hazlo lentamente durante el transcurso del tiempo. Elije la sesión de lactancia o de extracción de leche que menos les guste a ti o a tu bebé y elimínala de tu día. Dale a tu cuerpo de tres a cinco días para adaptarse antes de eliminar otra sesión de alimentación.

Esta manera lenta y gradual de dejar de amamantar ayuda a tu cuerpo y a tu bebé a dejar la lactancia materna sin menos problemas. Consulta con tu pediatra sobre cómo reemplazar la leche materna con fórmula o lecha de vaca. (La leche de vaca se recomienda solamente para bebés de un año o mayores).

Spotlight

Regístrate para recibir nuestro boletín gratis "Desde el vientre al primer año" y te enviaremos información para cada etapa del embarazo y del desarrollo de tu bebé, hasta que cumpla su primer año.

Artículos relacionados