Breastmilk. Every Ounce Counts.

Menu Search
Content begins here

PLANEAR CON TIEMPO

Si va a estar separada de su bebé durante demasiado tiempo para amamantarlo, extraiga la leche a mano o con un sacaleches a la misma hora que lo hubiera amamantado. Esto le ayudará a mantener el suministro de leche para poder seguir amamantando aunque vuelva al trabajo o a clases. Guardar bien la leche materna después de extraerla garantiza que su bebé siempre reciba la nutrición que necesita cuando usted no está.

Información básica sobre cómo usar el sacaleches

Extraer su leche más rápido

Puede sacarse la leche mucho más rápido si usa un sacaleches eléctrico y las manos a la vez.

Obtener una bomba libre

Si va a volver al trabajo o a clases, o no está produciendo suficiente leche, su plan de salud le puede dar un sacaleches gratis. Llame al teléfono que aparece en la tarjeta del plan y pregúnteles sobre este beneficio. Si le es difícil obtener un sacaleches de su plan de salud, llame a la clínica de WIC para pedir uno. Ellos le pueden ayudar.

Comenzar a bombear en su permiso de maternidad

Si está planeando regresar al trabajo, es una buena idea empezar a extraerse la leche cuando todavía está de licencia por maternidad. Le ayudará a prepararse y a disponer de un buen suministro de leche materna. Puede empezar en cuanto se sienta lista. Empiece a sacarse la leche una vez al día entre las tomas. A muchas mamás les resulta más fácil extraer más leche por la mañana. Cuando haya encontrado la hora que mejor le convenga, intente extraerse la leche a la misma hora todos los días.

Mantenga un horario constante

Cuando regrese al trabajo, tendrá que extraerse la leche a las mismas horas que amamantaría a su bebé. Dígale a su empleador que es muy importante que mantenga ese horario. Extraerse la leche en el trabajo le ayudará a amamantar a su bebé más tiempo porque le dice a su cuerpo que debe producir más leche. También hará que su cuerpo se sienta mejor y así podrá concentrarse en el trabajo.

Los pensamientos de su bebé puede ayudar el flujo de leche

Mirar una foto de su bebé, escuchar una grabación de su voz o pensar en cuando lo amamanta le ayudará a que se relaje y a que la leche comience a fluir.

Los fundamentos de bombeo

Lávese las manos primero

Lávese las manos antes de extraerse la leche y luego masajee los dos pechos.

Comience con una succión baja

Extraiga la leche de los dos pechos a la vez y empiece con una succión baja. Luego vaya aumentando la succión. Si tiene una mano libre, intente apretar los pechos (apriete suavemente y luego suéltelo, una y otra vez) para sacar más leche. Continúe hasta que el flujo de leche se reduzca a unas gotitas.

Masaje

Masajee los pechos otra vez, especialmente en las partes que sienta llenas.

Expresar en la botella de la bomba

Termine sacando la leche a mano en las pezoneras del sacaleches o extrayendo la leche de un pecho cada vez. Hágalo de la manera que permita sacar más leche.

Bombear regularmente

Los pechos producen más leche de la que podrá extraer, pero es importante que mientras esté separada de su bebé se extraiga la leche con regularidad. Eso mantendrá su suministro de leche normal.

El bombeo no debe doler

Usar el sacaleches no debería resultar doloroso. Si siente dolor o tiene problemas para extraerse la leche, pida ayuda de la oficina de WIC o de una consejera de lactancia.

Si un sacaleches le ha lastimado o dado una infección, por favor, informe a la FDA del problema que ha tenido con el sacaleches. Esto les ayuda a conocer mejor los riesgos de los sacaleches para evitar que otras mujeres tengan los mismos problemas.

Cómo guardar la leche materna

1

Lávese las manos antes de guardar la leche.

2

Puede guardar la leche materna en biberones de plástico o vidrio con tapa de rosca, o en bolsas estériles de cierre seguro especiales para almacenar leche materna. Puede encontrarlas en la sección para bebés de las tiendas.

3

Marque los recipientes con el nombre de su bebé y la fecha en que se extrajo la leche. Esto es útil si el bebé va a un centro de cuidado de niños que tiene más de un bebé o si más de una mamá se extrae la leche en el trabajo.

4

Enfríe la leche materna que se extraiga lo antes posible. Puede guardarla en un refrigerador o en una hielera con bolsas de hielo. También se puede congelar si no piensa usarla pronto.

5

Guarde la leche materna en las cantidades que usa en una toma normal. Como no puede volver a congelar la leche materna, es mejor que en cada bolsa o biberón guarde solo de 2 a 4 onzas. ¡Cada onza cuenta!

Cómo usar la leche materna extraída

Variación en el color

  • Muchas mamás notan que la leche materna en el refrigerador se ve azul, amarilla o café, y se preguntan si pasa algo malo. Es normal, el color de la leche materna varía dependiendo de los alimentos que usted come.
  • También es normal que la leche materna se separe y que la grasa de la leche suba a la superficie.
  • Incline el biberón o la bolsa suavemente de lado a lado y la grasa volverá a mezclarse con la leche. No agite la bolsa o botella.

Normas para guardar la leche materna

Método de almacenamiento Mejor usarla en Todavía se puede usar en
Bolsa hielera aislante 24 horas 24 horas
Refrigerador 3 días 5 días
Congelador dentro del refrigerador 2 semanas 2 semanas
Congelador con puerta separada o ultracongelador 6 meses 12 meses

Artículos relacionados