Breastmilk. Every Ounce Counts.

Menu Search
Content begins here

Una montaña rusa de emociones

El embarazo y la maternidad despiertan todo tipo de emociones. Es normal que se sienta emocionada, alegre, ansiosa o abrumada mientras se adapta al nuevo bebé. Es posible que llegue a sentir todas estas emociones durante un tiempo breve. Los cambios hormonales, la falta de sueño y las nuevas responsabilidades pueden hacer que se sienta como en una montaña rusa de emociones.

Si en algún momento le preocupa lo que siente, hable con alguien inmediatamente.

Cuídese

A continuación les ofrecemos algunos consejos para que cuide de su salud mental y emocional ante la llegada de su nuevo bebé.

  • Descanse. Dedique los primeros días en casa después de dar a luz a descansar y recuperarse física y emocionalmente. Le aconsejamos que concentre su energía en usted y en conocer a su nuevo bebé. Es posible que usted, su familia y sus amigos tengan muchas ganas de pasar tiempo juntos, pero ya habrá tiempo para eso. Durante los primeros días, trate de limitar las visitas y descanse tanto como sea posible. Es absolutamente normal que se dedique solo a comer, dormir y cuidar de su bebé. Aprenda a hacer las cosas poco a poco desde el día en que regrese a casa. Trate de acostarse o tomar una siesta cuando el bebé duerma.
  • ¡Siga amamantando! Amamantar hace que el cuerpo produzca una hormona llamada prolactina que le ayuda a relajarse. La lactancia materna también fortalece los lazos afectivos entre usted y el bebé.
  • Hable con alguien. Desahogarse con su pareja o con un amigo o familiar de confianza puede ayudarle a sentirse mejor.
  • Póngase en contacto con otras mamás. Encuentre un grupo de madres en su vecindario o en Internet. Estos grupos le darán la oportunidad de hablar con otras personas que están pasando por experiencias parecidas a la suya.
  • Acepte la ayuda de los demás y haga menos cosas. No dude en pedir a otras personas que ayuden con el bebé y con los quehaceres para que usted pueda cuidar de sí misma. Tampoco pasa nada si no termina con los quehaceres. El tiempo que dedique a cuidarse y cuidar de su bebé es más importante que el tener una casa perfectamente ordenada.
  • Preste atención a sus emociones. Sepa reconocer cómo se siente y dedíquese un tiempo a sí misma.
  • Salga. La luz del sol y un cambio de escenario pueden animarla. Muchas personas con depresión dicen sentirse mejor después de recibir terapia de luz radiante.
  • Haga ejercicio. Hacer ejercicio con regularidad es bueno para el cuerpo y la mente. También aumenta su nivel de energía y le ayuda a volver a la normalidad más rápidamente.
  • Haga algo que le guste. Tómese unos minutos cada día para hacer algo que le guste, como charlar con un amigo, escuchar música o ver su programa favorito.
  • Sea realista. No intente ser perfecta. ¡Haga lo que pueda y olvídese de lo demás!

La depresión y ansiedad perinatales

Es posible que sienta que usted es la única persona en el mundo que está deprimida o ansiosa durante el embarazo o después del nacimiento de su hijo, pero no está sola. Una de cada 8 mujeres sufre depresión posparto después del nacimiento de su bebé.

La depresión y la ansiedad no son una señal de debilidad ni de que usted esté haciendo algo mal. Se trata de un padecimiento médico que puede tener efectos en la salud a largo plazo y que probablemente no desaparezca por sí solo. Pero con el tratamiento adecuado, hay esperanza. Existen tratamientos que pueden reducir los síntomas o hacerlos desaparecer por completo, y que son seguros para usted y su bebé durante el tiempo que amamante. Hable con su proveedor de atención médica sobre los tratamientos adecuados para usted.

Reconozca las señales y tome medidas

Use este Plan de acción contra la depresión y la ansiedad durante el embarazo y después del nacimiento creado (PDF, 215 KB) por los Institutos Nacionales de la Salud para entender mejor las señales de la depresión y la ansiedad y tomar los pasos necesarios para sentirse mejor.

Puede que esté experimentando los mismos cambios de humor que afectan a muchas mujeres embarazadas y nuevas mamás.

Si usted…

  • Se siente distinta.
  • Tiene problemas para controlar sus emociones.
  • Se siente abrumada pero todavía puede cuidar de sí misma y de su bebé.

Normalmente estos sentimientos desaparecen después de un par de semanas.

  • Cuídese mucho. Pídale a su pareja que cuide del bebé, contrate a una niñera o colabore con otra mamá para compartir el cuidado de los niños para que usted pueda descansar y hacer ejercicio.
  • Fíjese en las señales de la depresión y la ansiedad. Si las cosas empeoran, hable con alguien. Hable con un proveedor de atención médica si no está segura.

Puede que esté sufriendo depresión y ansiedad posparto.

Si usted…

  • Siente una ansiedad intensa repentina que le afecta.
  • Se siente confusa y tiene dificultad para terminar tareas.
  • Se siente como si hiciera las cosas automáticamente.
  • Ha perdido el interés en cosas que antes disfrutaba.
  • Se siente muy ansiosa cuando está con el bebé o sus otros hijos.
  • Tiene pensamientos alarmantes y perturbadores que no desaparecen.
  • Se siente culpable y cree que no es una buena madre.

Estas emociones no van a desaparecer por sí solas.

  • Pida ayuda. Póngase en contacto con su proveedor de atención médica o visite una clínica.
  • Llame a Postpartum Support International al 1-800-944-4773 (4PPD) para hablar con un voluntario que pueda darle apoyo e informarle de los recursos disponibles en su área.
  • Hable con su pareja, familia y amigos sobre sus emociones para que la ayuden.

¡Pida ayuda inmediatamente!

Si usted…

  • Se siente perdida y desesperada.
  • Siente que no está en contacto con la realidad (puede que vea y oiga cosas que otros no ven ni oyen).
  • Siente que podría lastimarse a sí misma o lastimar a su bebé.

¡Pida ayuda inmediatamente!

Consiga más recursos útiles para la salud mental y emocional.

Descargas

Baje una versión para imprimir del plan de acción para usted, o para un familiar, amigo o paciente. (PDF, 215 KB)

Artículos relacionados