Breastmilk. Every Ounce Counts.

Menu Search
Content begins here

AMAMANTAR NO DEBE DOLER

Algunas mamás sienten dolor los primeros días al aprender cómo amamantar, pero los dolores agudos mientras amamanta generalmente se deben a que el bebé no está agarrado correctamente. Si usted siente dolor, pídale ayuda a una consejera compañera o a una experta en lactancia tan pronto como sea posible a fin de evitar el daño a los tejidos de sus pezones.

Para encontrar las causas del dolor en los pezones:

Empiece a alimentar al bebé usando el seno que duele menos para estimular su relejo para hacer salir la leche.

Una vez que fluya la leche y su bebé haya tomado algo, va a tener menos hambre cuando lo cambie al otro lado, que duele más. Al amamantar, lo hará con menos vigor, lo que hará que sea más cómodo.

Asegúrese de que el bebé esté en una posicion correcta

  • Asegúrese de que el cuerpo de su bebé esté en una línea recta, con la nariz alineada con su pezón.
  • Intente alimentarlo en posiciones diferentes.

Cómo conseguir una buena posición para que el bebé se agarre

Asegúrese de que su bebé tenga una buena parte de su areola en la boca. Aquí es donde están los conductos galactóforos. Debe tener en la boca más de la parte inferior de la areola que de la superior.

Mire su pezón cuando salga de la boca del bebé

  • Debe verse igual al salir que cuando empezó a alimentarlo—sin parecer que lo pellizcaron.
  • Si se ve pellizcado o con un ángulo en la punta (como un lápiz de labios nuevo), eso quiere decir que el bebé no se agarró bien. Pídale ayuda de inmediato a una consejera compañera o a una experta en lactancia.

Si siente cualquier dolor, quite al bebé del seno y trate de que se agarre otra vez

  • No permita que su bebé se agarre de la punta de su pezón sin ponerse la areola en la boca. Esta situación seguramente va a llevar a incomodidad, y el bebé no va a tomar mucha leche.
  • Amamantar cuando el bebé no se prendió bien puede causarle más dolor en el futuro.

Alimente al bebé inmediatamente cuando le dé señales de hambre

  • Esperar demasiado hace que el bebé se agarre de manera muy agresiva, lo que le causará aún más dolor en los pezones.
  • Cuando se pospone la sesión de alimentación, sus senos se llenan más, y se hace más difícil para que el bebé se agarre.
  • Las sesiones de alimentación menos frecuentes pueden reducir su producción de leche.

Frótese los pezones con leche materna cuando termine de amamantar

  • Su leche está llena de vitaminas y nutrientes, y tiene importantes poderes curativos.
  • Si se le partió la piel, lávese los pezones con una mezcla liviana de agua salada (1 cucharadita de sal disuelta en un galón de agua). Algunas mamás usan la solución salina para lentes de contacto, que ayuda a matar las bacterias en la superficie.
  • También puede aplicarse lanolina en los pezones para protegerlos. Como un bálsamo de labios para sus pezones, la lanolina mantiene la humedad de la piel y ayuda a curarlos. Pero recuerde que la lanolina es grasosa y puede manchar la ropa.

Artículos relacionados