Breastmilk. Every Ounce Counts.

Menu Search
Content begins here

Las primeras tomas

Los bebés recién nacidos tardan de 20 a 45 minutos en alimentarse. Puede llevarles más tiempo, porque los recién nacidos a menudo tienen sueño. Su bebé querrá comer a menudo, tal vez cada hora, y eso es bueno porque aumenta su producción de leche.

Alimente a su bebé empezando con el pecho que esté más lleno hasta que suelte el pezón o se quede dormido; después, haga que eructe y dele el otro pecho. Algunos bebés se alimentan de los dos pechos en cada toma, mientras que otros se llenan con uno solo.

¡Hola, leche! Cuando su bebé tiene de 2 a 5 días de nacido, su leche se diluirá más y cambiará a un color blanco azulado, como la leche descremada. Sus senos también se sentirán más llenos. Felicitaciones, ¡su leche ha bajado! Cuando esto sucede, es muy importante amamantar al bebé con frecuencia para evitar que los senos se llenen demasiado o se hinchen.

Su leche cambia a medida que amamanta a su bebé. Cuando el bebé comienza su primera sesión, recibe la primera leche. Esa primera leche contiene menos grasa y más lactosa, un azúcar de la leche que es importante para el desarrollo. La primera leche calma la sed del bebé. A medida que progresa la lactancia, su leche pasa a la segunda leche. Esta segunda leche contiene más grasa para ayudar al bebé a sentirse lleno por más tiempo. Durante una sesión de lactancia, es importante no cambiar de seno hasta que el bebé haya tenido la oportunidad de recibir la segunda leche del primer seno. Algunas personas piensan que la segunda leche es el postre del bebé.

Dolores abdominales durante la lactancia

Durante los primeros días después del parto, usted puede tener dolores en la parte inferior del vientre mientras amamanta. Estos dolores son una señal de que el útero se está contrayendo y volviendo a su tamaño original. Esta es una de las muchas maneras en que la lactancia materna le ayuda a recuperar la forma que tenía antes del embarazo.

Al reducirse el tamaño del útero, puede notar un aumento del flujo vaginal. Los dolores abdominales en las mujeres que los padecen pueden aumentar en intensidad con cada hijo. Recuerde que todo esto es normal y no durará para siempre.

Comer varias veces seguidas

Es normal que, a lo largo del día, los bebés coman varias veces seguidas y luego se pasen unas cuantas horas sin alimentarse. Este patrón se observa a menudo en los recién nacidos y durante los estirones de crecimiento. Durante sus primeros días de vida, los recién nacidos sanos pueden llegar a alimentarse cada hora o varias veces en una hora, especialmente por la tarde o la noche. Es importante que observe a su bebé para identificar las primeras señales de hambre (reflejos de búsqueda y succión, chasquidos con los labios, etc.) y que lo acerque al pecho enseguida, incluso si acaba de terminar de alimentarse.

Cambios en los pechos y en la leche

Normalmente, sentirá los pechos más llenos por la mañana y menos duros y llenos por la noche. Esto es normal. Cuando los pechos están menos llenos, la leche contiene más grasa para llenar a tu bebé. Es como darle postre a su hijo. Además, la leche materna que le da en la noche contiene hormonas que ayudan al bebé a dormir.

Alimentar a su bebé durante un estirón de crecimiento

Los recién nacidos sanos experimentan el primer estirón de crecimiento entre la primera y la tercera semana de vida. Durante estos estirones, su bebé estará más inquieto, y querrá comer más a menudo, a veces una vez cada hora. Aunque le parezca que no tiene mucha leche cuando su bebé se alimenta a menudo, el hecho de que su hijo chupe más y la estimulación de los pezones envían señales a su cerebro para que produzca más leche. Cuanto más amamante, más leche producirá. Aunque no siempre se puede predecir cuándo ocurrirán estos estirones, suelen darse entre las 4 y 6 semanas y los 3 y 6 meses de edad. Si su bebé se muestra un poco molesto y quiere comer más a menudo, probablemente esté pasando por un estirón de crecimiento.

Cómo empezar a usar el biberón

En las primeras semanas, el bebé debe alimentarse siempre de su pecho. Esto le ayudará a producir grandes cantidades de leche y le da a su bebé el alimento que necesita. Pasadas las primeras semanas, usted, su pareja, sus familiares o amigos pueden darle el biberón a su bebé. Extraer y almacenar la leche materna es la mejor manera de asegurarse de que su bebé aprovecha las ventajas que ofrece la leche materna cada vez que se alimente cuando usted no pueda darle pecho. Bajar Cómo alimentar con biberón al bebé amamantado: una guía para el éxito.

Alimentos sólidos

La leche materna proporciona una alimentación completa durante los primeros 6 meses. Cuando su bebé cumpla los 6 meses, pueda sentarse y se interese más por la comida, usted podrá empezar a introducir carnes, frutas y verduras blandas o en puré. No importa con qué alimento decida empezar. La leche materna seguirá aportando la mayor parte de su alimentación, aunque esto cambiará en los próximos meses a medida que empiece a comer más alimentos sólidos.

Dejar de amamantar

Se recomienda amamantar al bebé durante su primer año de vida o más, siempre y cuando usted y su bebé quieran seguir. Cuando esté lista para dejar de amamantar, reduzca gradualmente el número de tomas en el transcurso de varias semanas para facilitar el proceso para usted y su bebé. Empiece reemplazando con el biberón las tomas que menos le gustan a su bebé.

Artículos relacionados